DELEGACIÓN SINOVAC VISITÓ ANTOFAGASTA PARA EVALUAR INSTALACIÓN DE UNA PLANTA DE VACUNAS

La combinación de ventajas logísticas, investigadores calificados y una alianza público-académica comprometida con el proyecto, son insumos que posicionan a Antofagasta como candidata a ser elegida por la farmacéutica china Sinovac, para la construcción de una planta productora de vacunas a gran escala.

Así quedó en claro durante la visita que una delegación de la compañía realizó a la ciudad justamente para evaluar el mejor emplazamiento de este proyecto, que en una primera etapa produciría vacunas contra el Covid-19, pero luego se ampliaría a otras amenazas virales.

El grupo estuvo encabezado por el vicepresidente de Sinovac, Weining Meng, quien junto a ingenieros y científicos de la empresa, visitó el terreno fiscal de 18 mil metros cuadrados que se propone para la planta (ubicado al costado oriente de la Ruta 1, poco antes del recinto Exponor) en compañía de autoridades locales y nacionales.

Durante la visita fueron exaltadas las ventajas que ofrece Antofagasta para el desarrollo del proyecto Sinovac, al contar con una posición estratégica en el subcontinente y conectividad que facilitaría el abastecimiento no sólo de Chile, sino que también de los países vecinos, además de poseer un grupo de actores comprometidos en dar las máximas facilidades posibles al proyecto.

Del mismo modo, se destacaron los avances que viene dando la Universidad de Antofagasta, en alianza con la Pontificia Universidad Católica y el Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, por desarrollar conocimiento avanzado en este campo científico, asunto que también incidirá en la decisión que debe adoptar la compañía china.

El propio Weining Meng lo destacó así, al sostener que para Sinovac la decisión de dónde instalar la planta no sólo pasará por las condiciones físicas y logísticas de los terrenos que se evalúan, sino que también dependerá del “capital humano que exista, porque cuando la planta esté construida, se requerirá ese talento humano”.

Meng agregó que “no sólo queremos colaborar a Chile con vacunas, sino que queremos realizar un trabajo a largo plazo y enfocado en la investigación”, y en ese sentido, se mostró interesado en los proyectos nacionales que se vienen desarrollando, especialmente los de la Universidad de Antofagasta y la PUC.

El rector (s) de la UA, doctor Carlos Cabezas, mencionó al respecto que la casa de estudios trabaja hace años en el campo de las vacunas y por lo mismo ha desarrollado una experiencia importante en el área, lo que, por ejemplo, se tradujo en la reciente presentación del proyecto de un Centro de Investigación en Inmunología y Biomedicina.

En la actividad también estuvieron presentes los ministros de Salud, Enrique Paris; de Economía, Lucas Palacios; y de Bienes Nacionales, Julio Isamit; además del diputado José Miguel Castro; el gobernador Ricardo Díaz; el delegado presidencial, Daniel Agusto; el rector (s) de la Universidad de Antofagasta, doctor Carlos Cabezas; el vicerrector de Investigación de la Pontificia Universidad Católica, doctor Pedro Bouchón; y el director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia de la PUC, doctor Alexis Kalergis, entre otros.

Antes de la inspección al terreno, la delegación china y las autoridades se reunieron en el Hospital Clínico de la UA, donde pudieron adelantar detalles de la propuesta local para la construcción del centro, que se planea entre en operaciones en 2023.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *